La Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) establece que, para el desarrollo de nuestro puesto de trabajo, el trabajador debe estar formado sobre los posibles riesgos inherentes al mismo, añadiendo en esta formación el uso y manejo de los equipos de protección que son necesarios para desempeñar nuestras tareas. Es por esto, que hay que garantizar la seguridad y salud de los trabajadores en cada uno de los aspectos que estén relacionados con el trabajo que se desempeña. Entre las diferentes disciplinas que requieren de una formación especializada, se engloban los trabajos conocidos como “trabajos de altura”.

 

¿Qué son los trabajos de altura?

La normativa legal que se aplica, define como trabajo de altura aquel que se realiza por el trabajador a más de dos metros de altura.

Es por eso, que dentro de esta definición de trabajos en altura, podemos englobar varias actividades como el mantenimiento, la reparación, el montaje, la construcción, entre otros. Tareas que se llevan a cabo a una altura superior de la indicada y que consecuentemente requieren el uso de equipos o maquinarias específicas para ello. Algunos ejemplos “a grosso modo” serían: el uso de andamios, Plataformas Elevadoras Móviles de Personas (PEMP), rescates verticales o cubiertas planas e inclinadas, entre muchos otros.

 

¿Cómo podemos garantizar la seguridad de los trabajadores en trabajos de altura?

Gran parte de los accidentes que pueden ocurrir durante la ejecución de trabajos de altura pueden venir motivados principalmente por dos factores.

  • Factor Humano: dentro del cual se encuentran causas como las condiciones físicas del trabajador, las psicológicas o bien las formativas, es decir aquellas asociadas al desconocimiento por parte del trabajador de los riesgos, el uso de procedimientos inadecuados y el desconocimiento del uso y manejo de las medidas preventivas y uso de equipos de seguridad.
  • Factores materiales: dentro de estos destacamos: la deficiencia de los equipos de protección por el mal mantenimiento de estos mismos, fallos constructivos, la carencia en las medidas de protección que se adoptan, las condiciones meteorológicas adversas, entre muchos otros. Evidentemente deben prevalecer las protecciones colectivas por delante de las individuales. En el caso de que éstas no sean eficaces, deberán emplearse equipos de protección individual, decidiendo en todo momento cuales son los más adecuados para la actividad que se va a realizar.

 

Como ya hemos dicho, una de las principales actuaciones que debemos realizar con tal de evitar los accidentes durante la ejecución de trabajos de altura es la buena y correcta formación y capacitación del personal contratado que va a ejecutar las tareas. Esto tanto la tarea en sí como en la utilización de los equipos de protección con el fin de garantizar el trabajo seguro.

 

Llegados a este punto, ¿cómo ha de ser la formación de los trabajadores en altura?

La formación en materia de seguridad para nuestros trabajadores que van a desempeñar tareas en altura debe ser tanto teórica como práctica. De este modo permitimos al trabajador poder enfrentarse de manera segura y eficaz a los posibles riesgos que puedan derivar de este tipo de trabajos, a través de un buen conocimiento y el dominio de todas las técnicas de acceso y posicionamiento.

La formación en sí debe ser acorde al puesto que va a ocupar el trabajador, y debe ser impartido por profesionales expertos en la material y en instalaciones que estén diseñadas exclusivamente para tal efecto, pudiendo garantizar en todo momento que la formación se imparta de manera progresiva y que las condiciones de seguridad para los alumnos sean las adecuadas.

No obstante, lo más importante y que debemos entender, es que ésta formación no debemos entenderla como una capacitación puntual, sino que hay que verla como un programa de formación continuada durante la vida del trabajador, estableciendo evidentemente un periodo de reciclaje, garantizando que el trabajador esté siempre actualizado respecto a la normativa que se rige según los equipos y EPIS, que sean necesarios para garantizar en todo momento las condiciones de seguridad y en sus conocimiento personales que sean necesarios para el buen desempeño de sus funciones diarias.

Abrir chat
Gracias por contactar con Gravitat, estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

¿En qué te podemos ayudar? :)