Hoy en día, es muy común el uso de poleas en determinadas situaciones cuando hablamos de los trabajos verticales. Está claro que un ser humano tiene una fuerza limitada, por lo tanto si tenemos que levantar o transportar 1,000 o 2,000 kg por ejemplo, no lo podemos hacer con la propia fuerza humana, así que necesitaremos ayuda de un elemento externo, en este caso: las poleas. 

Otro factor que tenemos que tomar en cuenta sobre el uso de las poleas en los trabajos verticales  es que, aunque la carga sea considerablemente apta para que la fuerza humana pueda realizar el trabajo de elevarla o transportarla, cuando estamos hablando de trabajos verticales, se entiende que el técnico está suspendido de cuerdas. Por lo tanto, la dificultad es aún mayor y en esta situación también será de utilidad poder hacer un uso correcto de las poleas. 

Pero, ¿Cómo se llama el uso de las poleas en los trabajos verticales? En la actualidad, reciben el nombre de Polipastos. Así que ahora ya conoces la palabra para referirte a este tipo de técnica. 

¡Profundicemos un poco más!

Los polipastos son comúnmente conocidos por ser una combinación de poleas fijas y poleas móviles, mediante las cuales recorre una cuerda que está conectada a un punto fijo. Su objetivo principal es ayudar al técnico a movilizar una carga con mayor facilidad, reducir el desgaste físico y optimizar el rendimiento del trabajo.

 

Ventaja mecánica  

Es la relación de fuerza que existe entre la resistencia y la carga o elemento que se quiere desplazar. ¿Te suena a chino? Lo sabemos. Aquí va nuevamente. En pocas palabras, la ventaja mecánica habla de la relación que tiene la fuerza que debes de aplicar al objeto que quieres desplazar, en donde la fuerza la podemos identificar como “r” y el peso del elemento que queremos desplazar como “p”; por lo tanto quedaría así la fórmula: resistencia/potencia= VM (Ventaja mecánica) 

Puedes encontrar sistemas con polipastos de 3:1, 6:1, 9:1, 27:1 y así infinitamente. Estas especificaciones nos permiten identificar la capacidad del polipasto en función del peso que puede desplazar. Te ponemos un ejemplo claro: un polipasto 6:1 no indica que es capaz de desplazar una carga con un esfuerzo 6 veces menor que si lo hicieras sin dicho polipasto. 

 

¿Qué es una polea? 

Es un dispositivo simple que ha existido por décadas, el cual tiene una roldana que gira en su mismo eje, esta roldana permite que por sus extremidades la cuerda logre recorrer de una forma más fácil. 

Puedes encontrar poleas de dos tipos: Poleas fijas y Poleas móviles

 

¿Y cómo logro diferenciar un tipo de polea u otro? 

Polea fija

 -No permite ningún movimiento de traslación

  • No permite minimizar el peso del objeto que deseamos movilizar
  • La tensión o fuerza que ejerce el técnico en la cuerda es igual para ambos lados

¿Ventaja de la polea fija? Nos permite cambiar el ángulo de la fuerza. Esto quiere decir que permite transmitir la fuerza hacia el otro lado de la cuerda.

 

Polea móvil

  • Permite un movimiento de traslación
  • Permite dividir el peso del objeto que queremos desplazar
  • Sirven para minimizar la fuerza que ejercemos sobre el elemento u objeto que queremos desplazar

 

¿Desventaja? Siempre necesitarás el doble de metros de cuerda del que realmente necesitamos para poder elevar o desplazar el objeto o elemento. Por ejemplo, si quieres desplazar un objeto por unos 50 metros, necesitarás si o si 100 metros de cuerda. ¡Aunque no lo creas!

Bien, ahora ya sabes cómo puedes beneficiarte del uso de las poleas y los polipastos en los trabajos verticales. Sin duda harán de tu trabajo algo menos pesado.

Abrir chat
Gracias por contactar con Gravitat, estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

¿En qué te podemos ayudar? :)